¿Influye el sueño en el rendimiento deportivo?



Durante el sueño el cuerpo entra en un estado fisiológico de reparación, restauración y regeneración.

Existen estudios que evidencian la correlación entre las lesiones en una competición y un sueño nocturno inferior a 6 horas.

Dormir menos horas provoca una alteración de la propiocepción y una pérdida de coordinación, ligadas a la disminución de la concentración. De igual forma, si tras una lesión, el sueño nocturno sigue siendo insuficiente, el tiempo de recuperación aumentará y la lesión se prolongará en el tiempo.

Durante la fase de sueño profundo se producen funciones de conservación de la energía y recuperación del sistema nervioso. Por ejemplo, la secreción de la hormona de crecimiento que es fundamental para la regeneración tisular. Además, en esta fase se secretan numerosas hormonas que aumentan la síntesis de proteínas y movilizan los ácidos grasos libres para una mejor regeneración de los tejidos.

De nada sirve, contar con una buena alimentación y entrenamiento si no se duerme lo necesario.

TIP: alimentos como la piña o el plátano antes de acostarte, ayudarás a aumentar tu producción de melatonina de forma natural.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo