Magnesio y estrés




El estrés y la ansiedad están estrechamente vinculados con el déficit de este mineral, siendo fundamental para alcanzar un equilibrio emocional.


El magnesio interviene en el correcto funcionamiento de los músculos, corazón y nervios. Y es importante saber que un nivel bajo del mismo no se detecta en las analíticas corrientes.


El magnesio es denominado por muchos nutricionistas como ''valium natural'' ya que colabora con mecanismos que nos llevan a la relajación y a reducir la ansiedad. Sin embargo, cuanto más estrés se tiene y este es más continuado, los niveles de magnesio en el cuerpo disminuyen.


Un déficit se manifiesta en forma de cansancio, calambres musculares, contracturas, dolores de cabeza o ansiedad.


Las fuentes más importantes de magnesio son los vegetales de hoja verde, como las espinacas, los frutos secos, como las almendras, las pipas de girasol y los anacardos, y las legumbres, como los garbanzos y las lentejas. Además, los cereales integrales, la soja, el edamame y el aguacate son otros alimentos con alto contenido en magnesio.






10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo